IMG_0808

¡Felicidades a todos los padres!

Hoy 19 de Marzo, celebramos éste día que coincide con el día de San José. La verdad, es que es una fiesta tan arraigada, que nos parece como si se celebrase desde siempre, pero no es así.

Fue en el año 1950, cuando una profesora, Manuela Vicente Ferrero se dio cuenta de que muchos padres querían que se les reconociese su labor en la educación de los hijos, ya que se sentían excluidos. Así, ésta profesora, decidió buscar una fecha para homenajearles. Y qué mejor día para ellos, que el día se conmemora al padre putativo de Jesús. Fácil de recordar, y con amplia tradición en nuestro país.

De todas maneras, esta fiesta ya se había inventado, claro. Una estadounidense, Sonora Smart Dodd, que fue criada únicamente por su padre ya que su madre murió en el parto. Tras enterarse de que se conmemoraba el día de las madres, quiso homenajear también a su padre.

Convenció a la iglesia local para conmemorar a todos los hombres con hijos, el 5 de junio, día en que su propio padre cumplía años. Al final se dejó para el 19 de junio que coincidía con domingo. Se celebraba de forma intermitente hasta que el presidente Woodrow Wilson, decidió establecer la fecha como un día señalado en el calendario, y hacerlo oficial.

Lo más divertido de éste día, es cómo los niños se esfuerzan en hacer las manualidades más cuidadas. Retratos hechos con macarrones, bajos relieves de plastilina, seca, ceniceros de arcilla, ya no…porque ahora los niños están más que concienciados con eso de que fumar es malo. Lo mejor de todo, es cuando muchos años después descubres que tú padre sigue guardando todos esos cachivaches en el fondo del cajón de los calcetines.

Hay historias extraordinarias sobre padres, y aprovechando este día, os queríamos contar la de Augusto Odone y su mujer Michaela Murphy Odone. Padres de Lorenzo, un niño aquejado de una grave enfermedad, de la que apenas se conocía nada. Sus padres, ante el desconocimiento sobre la misma, se pusieron a estudiar e investigar y a pesar de tener todo en contra, perseveraron y, después de muchas horas de investigación y estudio, los Odone encontraron un tratamiento capaz de ralentizar el proceso degenerativo de la enfermedad.

Su historia, fue llevada al cine “El aceite de la vida”. Augusto recibió un doctorado honorífico por la Universidad de Striling, y continuó coordinando los esfuerzos científicos y de las familias en la lucha contra la enfermedad a través de su fundación.

¡Por todos los padres extraordinarios!

IMG_0809

¡Compártelo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *