Con el buen tiempo empieza la temporada de bodas y, también, la de las peonías, que son flores muy reclamadas para decoraciones y ramos de novia.

Esto se debe, sobre todo, a lo bonitas que son pero, su asociación con el amor, la sinceridad, la suerte y la salud, la hacen aún más apropiada para esos momentos.

Son originarias de Asia, Europa meridional y Norteamérica Occidental.

En China son cultivadas desde hace más de 2.000 años por las propiedades medicinales de sus raíces: reduce la fiebre, son buenas como analgésico, sobre heridas para prevenir infecciones, etc.

De ahí su denominación en honor a Paeon, el médico de los Dioses.

En cuanto a la composición de sus pétalos, son de formas simples o dobles.

Atendiendo a sus cuidados, les gusta tener buena luz pero no directa (semisombra) y estar en clima templado con suelo húmedo.

Los colores de las peonías van desde el rojo, fucsia (denominada Ian Fleming), al rosa más claro (Sara Bernhardt) y el blanco (Duchesse de Nemours).

Existen unas 40 especies aceptadas de esta flor. Una de las más bonitas puede encontrarse paseando por el campo. Es la Peonía Salvaje (Paeonia Mascula).

IMG-20170417-WA0002

Como decíamos al principio, son muy usadas para ramos de novia, así que aquí podéis ver algunos ejemplos de los que hemos hecho en Naranjas de la China:

IMG_0341 - copiaIMG_6079 - copia DSC07794 - copia

¡Compártelo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *