Cítricos mini

Los cítricos mini son difíciles de encontrar, pero en Naranjas de la China los conseguimos día a día para nuestras cestas.

No podía ser de otra manera llamándonos así. 😉

La mayor parte de estas variedades de fruta, vienen del continente asiático y, en España, ya se cultivan desde hace bastante tiempo. Sobre todo, en la Comunidad Valenciana por el clima y el suelo que tienen.

Como curiosidad, decir que no es necesario pelar la piel, ya que ésta suele tener un sabor dulce y apetecible para comer.

Los más conocidos son los Kumquats (Naranjas de la China), con forma oval o esférica, de unos 3-4cm de diámetro, de color naranja y con un sabor amargo en la pulpa y dulce en la corteza.

Algunos de los beneficios que tiene consumirlos son: la disminución del colesterol y la anemia, o para la tos y los dolores de garganta.

kumquat-1 Kumquat_geschlossen_offen

Por otro lado, están los Limequats, un híbrido obtenido del cruce del kumquat y la lima.

Dependiendo de estas mezclas, su sabor puede ser más ácido, más amargo o dulce.

La variedad más conocida es la Tavares, en la que se juntan un limón con un kumquat, por lo que el color es mucho más amarillo.

En cuanto a los sabores, su pulpa es bastante ácida, mientras que su piel es dulce.

IMG_20170327_112709 IMG_20170327_112751

 

 

 

 

 

 

Todos estos cítricos son una gran fuente de Vitamina C, con propiedades beneficiosas para la salud, que aumentan sobre todo, por poder comerlos con su piel.

 

¡¡¡Así empezó todo!!!

Mi abuela y su amor por las plantas, que por aquel entonces nos traía de cabeza, fue lo que empezó todo.

Su frenética actividad nos enseñó a ver que la vida está llena de sabores, colores y aromas: buena cocinera, buena jardinera y buena hortelana.

Todo lo que tocaba, plantaba o cuidaba crecía y crecía hasta conseguir maravillosas flores silvestres, delicadas rosas de jardín, macizos de plantas aromáticas… ¡¡¡Y su Huerto!!! Un huerto a modo de salvaje jardín que era la envidia de quienes lo visitaban; dulces fresas, tomates con sabor (¿habéis probado un tomate recién cogido de la mata?)  Injertos de melocotoneros que pacientemente nos enseñó a realizar, o girasoles que iban volteando al sol,…

DSC02766 copia

Eran los veranos que pasábamos en el campo, en lo que considerábamos una férrea disciplina impartida por la abuela, y en los que no éramos conscientes de la libertad que teníamos para andar todo el día enredando entre pinos, descalzos, en bañador y con una caña como toda ayuda. La imaginación se desbordaba……

Nos empeñábamos en hacer infinidad de cabañas, cada vez más sofisticadas que  realizábamos con lo que veíamos a nuestro alcance: ramas, hojas, piedras, arena…

Composición

Construcciones que nos hacían soñar que éramos mayores. Decoradas con flores y jugando a ser los perfectos anfitriones, como cuando invitábamos a “los mayores” ofreciéndoles nuestros auténticos tesoros: moras de los zarzales, piñones e incluso cebolletas silvestres de alrededor.

Estos manjares los colocábamos en laboriosas estructuras de juncos y hojas hechas por nosotros o en piezas que encontrábamos en el bosque; bases de troncos huecos a modo de fuentes, piedras planas como platos, y por supuesto…  el regalo de bienvenida, una guirnalda de hojas naturales.

La pandilla era gloriosa, Raúl y Laura (yo misma) como auténticos jefes del grupo (la edad era una categoría), Virginia, Carol, Iván, Beatriz, Eloy, Josue y la benjamina Ishtar, que nos seguían en maratonianos días de juegos. ¡¡¡Así empezó todo!!!, estas pasiones crecieron y se instalaron en Naranjas de la China.

6

El blog de NDLC nace para poder compartir contigo TODOS y CADA uno de nuestros pensamientos, ideas o sueños.

Os enseñaremos nuestros trucos, a nuestros colaboradores, un día de trabajo o esa fecha tan especial que tanto nos encanta decorar.

Te puedes unir a nosotros con tus ideas y tus pensamientos, todo lo que te gusta tiene cabida aquí.

Laura Ruano Gamella