Semana Santa y flores

La Semana Santa es una de las fiestas religiosas más importantes del año, donde las flores y las plantas tienen un gran protagonismo. Reflejan los sentimientos y valores de cada cofradía.

La elección de las mismas también varía en función del momento y de la imagen a la que acompañan. No se decora de la misma forma un Cristo que una Virgen, por ejemplo.

El rojo representa el sacrificio de la sangre derramada, representado en su mayoría por claveles.

rojo

Los lirios morados simbolizan el sufrimiento.

morado

Estos dos tipos de flor son los más característicos de dichas fiestas.

Para el color blanco se utilizan rosas, claveles, orquídeas y gladiolos, marcando la pureza de la Virgen.

en blancos

Para contrastar todos estos colores, se usa el verde del laurel, la camelia, el pino o la hiedra.

También es importante la colocación de las flores. Suelen ir a los laterales del trono:

-En forma redondeada: representa a hermandades populares de mucha historia.

-Terminadas en punta: buscan transmitir espiritualidad, silencio y respeto.

cúspide redondo (2)